Paloma Gómez Borrero: “Los muros del Vaticano son casi impermeables”

Cuando tenía 12 años quería ser periodista y se le daba muy bien escribir. Cuenta que un día, en el colegio, le pidieron una redacción en torno a la siguiente cuestión: ‘Imagínate que estás en Roma y ves al Papa’. Hoy, cuando atraviesa las puertas del Vaticano, todavía se queda impresionada por la anécdota de aquella niña que, sin saberlo, predijo su futuro. Y es que a las espaldas de Paloma Gómez Borrero caminan más de 100 viajes con el Papa Juan Pablo II, una veintena con el Papa Benedicto XVI, y mil y una experiencias como corresponsal para diferentes medios de comunicación en Roma, la ciudad donde reside desde hace más de 40 años.

Su carisma y profesionalidad le han llevado a ser una de las periodistas más reconocidas de nuestro país, galardonada con distinciones como la Cruz de la Orden de Isabel la Católica, concedida por el Rey Juan Carlos. Además es autora de libros como “Los Fantasmas de Roma” o “Juan Pablo, amigo”. Conversar con ella es retroceder en el tiempo a momentos históricos como la caída del muro de Berlín, o adentrarse en los misterios de una institución milenaria como es el Vaticano. En su día tuvo que ganarse la confianza de los cardenales para conseguir información. Y acabó siendo amiga personal de uno de los hombres más influyentes de la historia moderna: San Juan Pablo II.

“Las circunstancias me ayudaron mucho, aunque si no vales, no hay circunstancia que valga”

En 1971 hizo historia al convertirse en la primera mujer corresponsal de televisión en España. “Todos pensaban que iba a durar lo que un caramelo a la puerta de un colegio, y al final ¡estuve doce años!”, comenta entre risas. Recibe a cuv3 en un piso que heredó de su madre en la Glorieta de San Bernardo, Madrid. Ahí establece su residencia cada vez que se traslada a la capital para cumplir con sus numerosos compromisos de trabajo. A sus 82 años lleva un ritmo frenético. “Mucha gente me dice: ‘Para, que te vas a morir’, pero si muero será con las botas puestas”, sentencia.

Los inicios en el extranjero

Pregunta (P): ¿Cuáles fueron sus inicios?

Respuesta (R): Había estado en muchos sitios de Europa porque hablaba idiomas. En París hice el cine francés. Luego siempre me he acercado a gente de la que iba a aprender. En Londres contacté con el gran corresponsal de ABC Jacinto Miquel Arena. Le llamé a su casa diciéndole que estaba en último año de periodismo, que me encantaba cómo escribía y si podía saludarle. Me invitó a su casa con su mujer, cenamos y nos hicimos muy amigos. Aprendí muchísimo de él. Lo mismo en París, había un diario que hacía mucha cultura, teatro y cine. Dije si podía acompañar al que hacía los reportajes para aprender, luego escribía crónicas y las mandaba a España.

P: ¿Cómo consigue ser la primera corresponsal de la televisión en España? 

R: Me caso con un italiano y lo trasladan a Roma. Yo conocía a mucha gente de TVE, empecé a colaborar con el entonces corresponsal, Francisco Narbona. Se marchó a Sevilla y la corresponsalía quedó vacante. Me dijeron que la cubriese durante unos meses, hasta que enviaran a otro. Pero aguanté doce años. Fueron circunstancias que me ayudaron mucho, aunque si no vales, no hay circunstancia que valga. Tuve la suerte, desde el punto de vista informativo, de encontrarme con grandes momentos para un periodista: la muerte de Pablo VI, la elección de un Papa que dura 33 días, el secuestro y asesinato de Aldo Moro. Luego empiezo a acompañar a Juan Pablo II en sus viajes. Era un huracán, un Papa joven viajero que daba muchísimo de qué hablar.

Acompañando al Papa

Tras doce años al frente de la corresponsalía para TVE, le comunicaron su cese para proponerle el mismo puesto pero en Atenas, una oferta que declinó. “Entonces me sustituyó Calviño, que era director general. Decidieron que dejaba de existir la corresponsalía en el Vaticano, porque se pelearon con ellos. Se quedó solamente Roma”, recuerda. “Me llamaron de Antena 3 Rádio, donde estaban muchos colegas míos como Hermida o José María García. Querían que me fuera con ellos, pero también me lo pidió COPE. Había una persona en Italia que hacía las crónicas para A3 Rádio y no quería quitarle el puesto, por eso me fui con la COPE”. Desde entonces Paloma se convirtió en la voz de todos los acontecimientos que ocurren en el Vaticano.

“Vamos a ver quién es el que se acerca y detiene al Papa o le hace pagar una multa”

P: ¿Cuál fue su primer viaje con el Papa? 

R: México. No se podían imaginar que Juan Pablo II revolucionara el país de esa forma, fue un viaje extraordinario. Tuvieron que hacer una norma de ley de cambio porque multaban a aquellos que fuesen vestidos de curas o monjas. Era el PRI el que gobernaba. Me acuerdo que dije: Vamos a ver quién es el guardia que se acerca y detiene al Papa o le hace pagar una multa (Risas).

Sin embargo, uno de los viajes más emotivos y recordados fue el del reencuentro de Karol Wojtyla, convertido en Papa, con su Polonia dominada por la URSS. “Tenías que restregarte los ojos cuando, en un país que estaban prohibidas las cruces en lugares públicos, llegamos a la plaza de la Victoria (Varsovia) y había una cruz de dos metros de altura, desafiando a Moscú”.

La confianza del Vaticano

P: ¿Qué ha hecho para durar tanto como corresponsal?

R: Primero me tengo que mover por el Vaticano y empiezan a fiarse de mí. Nunca he hecho nada para traicionarles. Es un mundo hermético, pero cuando se fían de ti es abierto. Se dieron cuenta de que trataba de informar con la verdad por delante. Con Juan Pablo II en algunos viajes era la única mujer dentro del avión, cosa que llamó la atención, de hecho él me llamaba Paloma. Muchas veces le dije: “Santidad se acuerda de mi nombre por lo del Espíritu Santo”, y se echaba a reír. Cuando se casó mi hijo mayor nos quiso dar la enhorabuena a todos invitándonos a su capilla privada en su casa y celebró misa en Español para nosotros.

“El Vaticano es un mundo hermético, pero cuando se fían de ti, abierto”

Durante una conversación con Paloma es inevitable que el nombre de Juan Pablo II aparezca en innumerables ocasiones. Con él compartió miles de anécdotas. Como aquella que le contó Navarro Valls del día que perdió un avión para ir al Cairo. “Me olvidé de llevar el pasaporte y fui con el DNI, entonces perdí el avión del Papa y llegué unas horas después con un disgusto de muerte. Por lo visto el Papa preguntó “¿Ya llegó Paloma” y le dijeron: “No su Santidad”, entonces él exclamó “¡pues vamos a esperarla”, porque como yo estaba en todos los aviones…”, cuenta entre risas con un halo de nostalgia.

Parte de la historia

De todas las experiencias como corresponsal, lo más gratificante para ella es “haber vivido un periodo de la historia que marca el Siglo XX. Conocer a los grandes protagonistas de la caída del muro de Berlín: Gorbachov y Juan Pablo II. Y luego ir a Berlín y ver al Papa cruzar la puerta de Branderburgo…”, relata una apasionada Gómez Borrero, que también disfrutó “muchísimo” el día que subió al avión del presidente de los EE.UU. “Bush llegó con el Air Force One, y nos dijo: “como ustedes acaban de llegar del avión del Papa y tendrán deseo de tomarse un café, que sepan que está el avión a su disposición”. Y yo subí al ‘number one’ ese y me tomé dos cafés con el escudo militar de los EE.UU.”

P: Y de tantos personajes que ha conocido, ¿con cuál se queda?

R: He conocido a tanta gente… ¡De todo tipo! Desde actores, como la Loren, hasta escritores. Y la madre Teresa de Calcuta, que se la conoce más si vas a Calcuta. Allí la ves en la óptica de lo que ha sido su vida, porque nace la epopeya de caridad de Madre Teresa, y tú la vives donde ha nacido. Yo creo que ver a la persona en su marco le da más fuerza al personaje, como ver a un Papa polaco con los suyos. Realmente no sabría elegir entre San Juan Pablo II  o Santa Teresa de Calcuta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s